Aceite arbequina

Cómo hacer aceite de oliva Arbequina: Conoce el proceso casero

Cómo se hace el aceite de oliva con Arbequina

Probablemente pienses que la elaboración del aceite de oliva está únicamente reservado para aquellos que durante años se han especializado en el proceso o quienes por tradición familiar han desarrollado las técnicas adecuadas y precisas. Pero aunque haya algo de razón en esto, también es posible lograr resultados excepcionales en casa, siguiendo algunos pasos que no son tan complicados.

El aceite de oliva Arbequina artesanal es excelente y puede usarse en diferentes recetas. Además, viene  con la satisfacción de un producto hecho completamente en casa.

No hay nada mejor que tener un control total sobre lo que consumes y aunque hacer aceite de oliva casero puede parecer un proceso desafiante, en pocos pasos y en poco tiempo lograrás perfeccionar la técnica.

7 pasos para hacer aceite de oliva casero

  1. Elige tus aceitunas. Idealmente querrás cultivar tus propias aceitunas para ser completamente autosuficiente, pero en caso de que no puedas, están las tiendas especializadas o los mercados locales.
  • Reúne tu equipo. Suponiendo que haya encontrado un suministro de aceitunas frescas, necesitarás un mecanismo de molienda, licuadora de inmersión, cualquier objeto pesado, una superficie para presionar y recoger, contenedores para la separación, botellas verde oscuro y embudo.
  • Prepara las aceitunas. Cosecha cuidadosamente las aceitunas si has cultivado las tuyas. Colócalas en un recipiente grande con agua fría y lávalas con cuidado para asegurarte que estén completamente limpias. Enjuaga con agua fría y déjalas en un colador para escurrir.
  • Trituración y molienda. Ahora toca aplastar y moler usando la piedra de molino o un pequeño molinillo de café o mazos. Extiende plástico sobre su superficie de trabajo para facilitar la limpieza. Obtendrás una pasta rugosa, que puedes colocar en una licuadora y crear una pasta más fina.
  • Presiona el aceite. Lo siguiente es extender la pasta fina sobre la superficie de prensa inclinada. Coloca celofán sobre la pasta y el objeto pesado. Una vez hecho esto, inclina cuidadosamente la superficie sobre la que estás presionando, permitiendo que el líquido fluya hacia los recipientes de retención.
  • Separación. Ahora debes esperar a que el líquido en los recipientes de retención se asiente y se separe durante dos horas, para luego verter lentamente el aceite separado del recipiente en las botellas verdes con un embudo.
  • Almacenamiento. Tapa el aceite de oliva casero en botellas oscuras y guárdalo en un lugar fresco y seco. El producto durará aproximadamente dos años y eventualmente se deteriorará.  Rotúlalo el día en que lo haces y agrega la fecha, antes de colocarlo en el área de almacenamiento seleccionada.

Otros datos que necesitas saber

En el molino, las aceitunas se someten a varios procesos, el proceso de extracción y prensado que da lugar al líquido. Una vez separada del agua de la vegetación y libre de partículas de la piel, la pulpa y la piedra se llama: aceite de oliva.

El aceite de oliva se distingue por el hecho de que es una grasa obtenida de la pulpa de la aceituna, a diferencia de otros aceites que se obtienen de las semillas de varias especies vegetales. De esta manera, el aceite se considera un aceite de la pulpa de una fruta.

Para obtener 1 litro de aceite de oliva extra virgen, se requieren de 5 a 6 kilogramos de aceitunas, aproximadamente de 5.200 a 8.000 unidades.

Aunque pareciera algo abrumador y muy complicado, la realidad es que con conocimientos básicos, herramientas adecuadas y un poco de paciencia, podrás obtener  aceite de oliva Arbequina artesanal para consumo personal o familiar e incluso para regalarlo entre tus conocidos.